Home

Si has sido cliente de conVince, puedes dejar en este apartado una evaluación, referencia o comentarios sobre los servicios prestados.

También lo puedes hacer siguiendo a conVince en Facebook haciendo clic en este enlace: https://www.facebook.com/translateandconvince gracias,

Anuncios

9 pensamientos en “Comentarios y redes

  1. Encargamos a conVince la traducción del dossier para el concurso del King’s College en Londres. Ha sido una magnifica elección para el desarrollo del concurso. Su trabajo no se ha limitado únicamente a una mera traducción lingüística, sino que, a través de ella, nos ha ayudado a depurar conceptos y clarificar ideas que han beneficiado a la coherencia general de la propuesta. Por otro lado, la profesionalidad y puntualidad con lo cual ha realizado el trabajo ha hecho que nuestra colaboración haya resultado muy cómoda y completamente satisfactoria. Por eso solo puedo recomendar el trabajo de Vincent como una opción imprescindible para quienes quieran aventurarse en proyectos internacionales!

    Fabrizio Barozzi

    Estudio Barozzi Veiga

  2. Muy agradecida a Vincent por su trabajo. Para casos concretos como el mío, en el que quería traducir mi currículum a inglés, me hacía falta la ayuda de alguien que no sólo supiese desenvolverse muy bien en inglés, sino que además fuese capaz de expresar todos los trabajos y puestos que he desarrollado en mi vida laboral. Como arquitecta estaba claro que una traducción literal no me valía. Así que desde aquí lo recomiendo al 100%. Colaboración imprescindible si queremos salir al mundo.

    Isabel Marín
    _arquitecta

  3. He realizado con Vincent la traducción de un articulo de crítica arquitectónica para una revista. Necesitaba no solo un traductor, sino alguien familiarizado con este tipo de artículos que supiera entender bien un escrito de cierta complejidad y dificultad en su interpretación. Me ha consultado las dudas sobre el sentido de varias frases e incluso me ha ayudado a corregir algunas de ellas para que se entendieran mejor en castellano. El resultado ha sido perfecto; un trabajo realizado con mucho rigor, responsabilidad y rapidez, por lo que recomiendo sin duda trabajar con él en este tipo traducciones.

  4. Vincent ha sido de una ayuda extraordinaria en el repaso de la traducción de un artículo científico que debía mandar a una revista de relevancia. El lenguaje tenía la dificultad de ser arquitectónico y además debía ser muy correcto y académico con lo que tuve muchas dudas traduciéndolo. Vincent al ser arquitecto y bilingüe terminó de darle el tono perfecto y preciso a todo el artículo y sé que sin él no hubiera quedado tan correcto y perfecto. Rápido, detalloso y atento, siempre voy a contar con él para este tipo de traducciones, para mí se ha convertido en imprescindible.

  5. Estoy muy contento de la decisión de traducir mi CV al inglés conVince. Además sobre la marcha se añadió la revisión de una traducción de una Carta de presentación (Cover Letter) que en principio tenía previsto que me iban a revisar una amiga extranjera y/o una amiga española que vive en UK, pero al final el tiempo tan escaso que tenía para entregar todo, me hizo optar por Vincent, que además le dió un toque orientado a la arquitectura que de otra forma no lo hubiera adquirido, incluso con personas de lengua materna pero que no estan familiarizadas con la profesión de la arquitectura. Así que incluso si tienes personas que en principio podrían ayudarte conVince va a dar a tu trabajo de arquitectura una diferencia a mejor. Por tanto, porque puede hacer la mejor traducción al inglés de un CV de arquitecto y una Cover Letter para solicitar un puesto de arquitectura, por la confianza que se siente al ver que la forma de presentación a pasado por las manos de alguien con muy buen criterio compositivo y por su velocidad de respuesta recomiendo a conVince.
    ¡Estáis en buenas manos.!

    Abel Delgado
    Arquitecto

  6. Siempre me ha gustado más el término intérprete que traductor. Una de las acepciones de la acción de traducir asegura que durante este acto se producirá una interpretación. Ceder un texto para que sea traducido significa confiar un deseo para que otro lo traslade por ti. Uno entonces se dispone a ir en volandas, guiado, transitará por el mundo confiado del buen criterio del que hace de lazarillo. En aquel cuento regalado por la realidad en el que un falso traductor se dedicó a interpretar las necrológicas de los grandes dirigentes mundiales en el obituario de Nelson Mandela, algunos quisimos ver un acto de rebeldía: no conforme con lo que a menudo decían aquellos se dispuso a entonar un discurso propio, interpretaría lo dicho convirtiéndolo en un mensaje que anunciase un mundo mejor. No fue así pero podía haberlo sido. Ponerse en manos de un intérprete es un acto de confianza ciega.

    Para traducir un texto que debe recorrer el mundo hasta llegar a manos de alguien que no te conoce ni habla tu idioma habremos de confiar en alguien que comparta algo de tu mirada. Así pensaba Kubrick que debía ser, así lo creyeron los que encomendaron a Cortázar traducir los textos de Chesterton, Poe o Yourcenar. El trabajo solicitado a Vincent era una empresa menos comprometida, claro, pero no por ello debía de dejar de existir la complicidad necesaria para que en el tránsito de las palabras no se perdiese un ápice de la energía originalmente pretendida, acaso el autor anhela secretamente que el intérprete mejore el texto, que lo matice, que sepa llegar allá donde él no ha sabido.

    El texto interpretado por Vincent es, a su vez, una propuesta de interpretación del mundo hecha para una universidad anglosajona. Como en el proyecto de arquitectura, nos movemos entre el rigor y la interpretación, la solvencia técnica da soporte a nuestra capacidad de traducir el mundo mediante nuestras líneas. Líneas o palabras, proyectando leyendo, o escribiendo, o traduciendo, siempre interpretando. Demasiadas pistas apuntaban a ConVince para que hubiera sido de otra manera.

    Lo de menos es el resultado, excelente, por descontado, ninguna sorpresa para los que ya conocíamos sus otros trabajos, otras traducciones. Lo de más es por qué tenía que ser Vincent, espero que haya quedado claro.

    Juanjo López de la Cruz
    http://www.sol89.com

  7. Me acordé de Vincent en un momento en el que necesitaba una traducción urgente (tan urgente que era para el mismo día).
    Amablemente reorganizó su agenda y recibí el texto traducido con tiempo de margen para mi entrega.

    Una traducción con chispa y muy profesional.
    Gracias por todo, Vincent!

  8. Even though it is not my first language, I usually write academic papers in English. Needless to say there are a lot of subtleties of the language that I don’t grasp, so my texts tend to have some mistakes that need to be corrected by a native speaker with a very good control over grammatical nuances.
    My field is architectural history, thus my papers need to be revised by someone skilled both in the technical vocabulary and general knowledge. Vincent proofread a paper that paper and did a wonderful job, his attentive read and suggestions were very helpful for the final draft.
    I highly recommend Vincent’s services on the field of translation and proofreading of texts about architecture.

  9. Realizar el resumen de una tesis doctoral es una tarea dificilísima ya que hay que concentrar tantas ideas, tanto trabajo, tantas expectativas en apenas unas 300 palabras. Por otro lado llegué a ese momento exhausta y de repente se me acumuló una cantidad de trabajo burocrático abrumador. Y es en ese momento, cuando decidí que quería confiar la traducción a alguien que lo haga con tanto cuidado como yo lo haría, que comprendiera los términos y con el que poder argumentar la interpretación de ciertos términos.

    Para otros artículos científicos ya había tenido que traducir “libro de arquitecto” al inglés y no terminaba de estar convencida del “architect’s book”. Necesitaba a alguien que pudiera comprender la expresión (que yo había tomado del francés “livre d’architect”).

    No podía pedírselo a otro que no fuera Vincent. Me vino a la cabeza el primer recuerdo que tengo de Vincent, fue en la biblioteca de la ETSAS. Yo iba con Dani Montes, que había sido compañero suyo en el primer curso. Estábamos en segundo de carrera, preparábamos un examen de historia. Vincent estaba mirando un libraco, de un arquitecto al que yo ni conocía, pero se suponía que era rompedor, espectacular y al que había que estudiar sí o sí (en aquel momento yo solo conocía a tres arquitectos Siza, Le Corbusier y Vázquez-Consuegra, por ese orden).

    Vincent tenía entre sus manos el S,M,L,XL con esas imágenes provocadoras, las definiciones que recorrían todo el texto, las maquetas a escala humana con fotos hechas a contraluz. Fue la primera vez que vi el libro y mi primer recuerdo de Vincent.

    Estaba convencida de que comprendería mis inquietudes sobre los libros de arquitecto porque a él le conocí con uno de ellos entre las manos.

    La profesionalidad, eficacia, buen hacer, amabilidad se dan por descontados.

    Fermina Garrido.
    http://www.ferminagarrido.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s